La Cafeína y el Ojo Seco

El Uso de Cafeína Puede ser la Clave del Alivio para Millones de Personas que Sufren de Ojo Seco

La cafeína puede aumentar la producción de lágrimas y en ocasiones puede ser el tratamiento para el síndrome de ojo seco, según lo demuestra un nuevo estudio. Todos los participantes en este pequeño estudio produjeron más lágrimas después de ingerir cafeína que después de recibir un placebo. Se calcula que la cafeína afecta aproximadamente a la mitad de la población mundial, aunque esto varía según los distintos grupos étnicos. Un estudio anterior demostró que sólo aproximadamente 13 por ciento de los usuarios de cafeína tenían ojo seco, en comparación con 17 por ciento de quienes no consumían cafeína.

Cerca de cinco por ciento de la población de los Estados Unidos tiene el síndrome de ojo seco. Es más común en mujeres y después de los 50 años de edad. Quienes sufren de ojo seco no pueden mantener la capa lagrimal adecuada necesaria para mantener humectado el ojo y permitir una buena visión. Sus ojos pueden experimentar ardor y sensación de quemadura en el ojo. En algunas personas, el ojo seco llega a convertirse en una enfermedad que deteriora el ojo.

Es importante consultar a un oftalmólogo si el síndrome de ojo seco continúa. Las opciones para el tratamiento del ojo seco van desde simples compresas tibias, lavado de los ojos y lágrimas artificiales hasta medicamentos y dispositivos para drenar las lágrimas. Se requiere mucha más investigación acerca de la relación entre el consumo de cafeína y la producción de lágrimas antes de que los médicos puedan saber cuál sería la mejor forma de usarla para tratar el ojo seco.

Fuente

Comparte esta publicación